domingo, 2 de junio de 2013

Let’s do brunch: Scottish Baps

Ohhhhhh! ¿Pero habéis visto que solete más estupendo entra hoy por las ventanas? Ayer  fue un día tranquilo y agradable. Este fin de semana no me apetecía subir y bajar montañas :-) (bastantes montañas tenemos ya durante la semana…), pero sí para dar un largo paseo con mi media naranja. Así que ayer, aprovechando el buen tiempo nos fuimos a caminar y luego dimos una surprise a la familia yendo a visitarla. ¡Un día redondo! Y hoy toca pasar un rato des sol en la terraza acompañada de mis apuntes… y de otro rato en la cocina para traeros algo delicioso para el brunch dominical.
¿Conocéis los baps escoceses? Son unos panecillos de miga blanda y fina y con la superficie enharinada. Quedan muy blanditos y esponjosos, por lo que no podemos hablar propiamente de corteza. En la mayoría de lugares de Escocia tienen forma redonda, aunque se pueden dar otras formas. Antes de hornearlos haremos una leve presión con nuestro pulgar en el centro de cada bap, característica de estos panecillos. Se trata de un panecillo que puede comerse en cualquier momento del día. Tradicionalmente se sirve con mantequilla y se rellena con carne, aunque en realidad te quedarán espectaculares con cualquier relleno! Aquí os dejo la receta:
Baps enharinados (receta del libro Pan de Linda Collister; para 6 baps)


Ingredientes
350 gr harina de fuerza
1 cucharadita (tsp) de sal marina
25 gr mantequilla sin sal a dados
7,5 gr levadura fresca
200 gr leche tibia (en mi caso semidesnatada)
25 gr agua tibia
Leche extra para pincelar
Harina extra para espolvorear
Elaboración
Mezclamos la harina y la sal en un bol grande. Añadimos los dados de mantequilla y la frotamos con la harina hasta que la mezcla parezca unas migas. Por otro lado, desmenuzamos la levadura fresca en un bol pequeño y le añadimos la mitad de la leche tibia. Mezclamos bien hasta  que se haya disuelto por completo la levadura. Vertemos la mezcla en el centro de la harina y agregamos el resto de la leche y el agua.
Vamos mezclando poco a poco hasta que nos quede una mezcla ligeramente blanda. Si quedan migas secas en el cuenco puedes añadirle un pelín más de agua.
Volcamos la masa en nuestra superficie de trabajo (sin enharinar) y la amasamos con brío durante unos 10 minutos. Cuando ya esté lista le daremos forma de bola y la dejaremos reposar en un bol grande limpio, tapada con un poco de papel film y de un trapo. La dejaremos levando durante aproximadamente 1h 30’, o hasta que haya doblado su volumen. También puedes dejarlos reposar toda la noche en la nevera, eso a tu elección.
Cuando la masa ya haya hecho su primer reposo en bloque la pasaremos a nuestra superficie de trabajo, ligeramente enharinada. La aplastamos un poco para desgasificarla y la dividimos en 6 partes iguales.
Daremos forma de bola a cada una de las porciones y las aplastaremos hasta dejarlas de 1 cm de grosor aproximadamente.
Ahora nos toca dejarlas descansar durante unos 30’-45’ en una bandeja tapadas con film (o metiendo las bandejas dentro una bolsa bien grande y cerrada) y con un trapo, separadas las unas de otras. Antes, las pincelaremos con un poco de leche y las espolvorearemos con un poco de harina.
Aprovecharemos este rato para precalentar nuestro horno a 220°C.
Pasado este segundo reposo destaparemos nuestros baps y presionaremos ligeramente con nuestro pulgar justo en el centro de cada uno (la marca característica J). Volvemos a espolvorearlos con un poco de harina y los meteremos en el horno durante 12-15 minutos, hasta que estén ligeramente doraditos.
Ya solo nos queda sacarlos del horno y dejarlos enfriar sobre una rejilla tapados con un trapo seco limpio (así quedarán la mar de blanditos). Puedes comértelos todavía calientes, tostados o totalmente fríos… Son una delicia de cualquier forma y con cualquier relleno! Ah, y pueden congelarse por lo que siempre puedes tener unos cuantos en reserva por si surge un imprevisto! Os recomiendo encarecidamente doblar los ingredientes y preparar directamente 12, porque con 6 no tendréis ni por dónde empezar :-)! Este es el resultado:





Et c’est tout! Os animáis? Seguro que os quedan espectaculares!!
Enviada a YeastSpotting

12 comentarios:

  1. Que panes tan estupendos, seguro que están muy ricos. Cuando puedas te pasas por mi blog que te tengo un premio. Besitos

    saborafresaalice.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Alicia!! Ahora mismo me voy para allí!! Bsts

      Eliminar
  2. Ficaram uns pães lindo ,essa sandes esta mesmo um delicial
    Eu já a comia.........
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-) Tienes que probarlos, ummmmm, están riquísimos! Feliz semana! Bsts

      Eliminar
  3. Buenísimos estos baps, para la merienda o incluso para un desayuno nutritivo.
    Están de lo más apetecible.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días!! Están realmente tiernos y esponjosos. Es una de aquellas recetas que siempre quieres tener a mano :-). Eso sí, mejor preparar directamente 12 porque con 6... desaparecen en un santiamén! Feliz semana!! Bsts

      Eliminar
  4. Nunca los he probado, pero con esa pinta tienen que estar deliciosos!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor, tienes que animarte. Estoy segura de que no te decepcionarían :-). Bsts

      Eliminar
  5. Tabata,parece muito delicioso.Fizeste uma bela sanduiche.bjs,violeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Violeta! Feliz semana!

      Eliminar
  6. Tiene que estar delicioso para desayunar!!!! Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si os animáis y me contáis qué tal os quedan. Son realmente fáciles de hacer y quedan la mar de resultones para el desayuno o la merienda. Bsts

      Eliminar