domingo, 10 de marzo de 2013

Pain de mie… Voulez-vous un croque-monsieur?

Ay,…, sin ánimo de parecer una quejica insoportable e insufrible, os dejo aquí un suspiro junto con una frase ciertamente manida “mira que se pasa rápido el fin de semana”…
Salí tarde, pero salí. El viernes finalmente logré escaparme del despacho con muchas ganas de quemar la bandeja de entrada del correo y de tirar al baño mi amada-odiada blacky, pero eso ya pasó y ayer me desperté con un cielo azul inmenso que no hacía más que invitarnos a un largo paseo por cualquier rincón de esta preciosa ciudad. Mirad si los astros estaban alineados que incluso logré entrar en una tienda de ropa y no salir frustrada y derrumbada, sino con una bolsa con prendas compradas incluidas. Eso bien merecía una invitación formal para comer a mi media naranja, compañero incansable y fiel en mis momentos de shopping. Disfrutamos de una buena comida en un sitio tranquilo con luz tenue y música agradable y luego nos volvimos tranquilamente a casa para acabar de disfrutar de una velada hogareña. Ojalá los sábados durasen más, ¿verdad?
Y después de una frugal cena, que tampoco hace falta abusar…, me iluminé: ¿por qué no prepararle a mi sister un croque-monsieur como brunch dominical? Lo normal ante tal momento de inspiración hubiese sido ir a mirar si tenía todos los ingredientes en la nevera, cosa que tampoco tenía por qué ser demasiado complicado… pero no teniendo suficiente con comprobar que así era otra revelación me vino a la cabeza: ¿por qué no preparar yo misma un estupendo pan de mie (pan de molde, para los amigos)  para que así mi croque-monsieur fuera aún más delicioso? A todo esto ya eran pasadas las diez de la noche así que el tiempo corría en mi contra… aunque no del todo porque, como vais a comprobar en breve, esta es una receta realmente fácil y bastante rápida de preparar. Aquí os la dejo:
Pan de mie (receta del libro Panes de Richard Bertinet)
Ingredientes (para dos panes)
10 gr mantequilla
20 gr levadura fresca
500 gr harina de fuerza
50 gr leche entera (en mi caso, semidesnatada)
300 gr agua (en mi caso un poco más)
Elaboración
En un bol grande mezclamos la harina con el agua y la leche. Una vez ya estén completamente integrados pasamos la masa (ha de quedar de una textura bastante pegajosa) a nuestra superficie de trabajo (sin enharinar). Ayudándonos del amasado francés iremos trabajando la masa hasta que empiece a tomar forma. En este punto añadiremos la levadura fresca desmenuzada y la mantequilla. Seguiremos trabajando la masa hasta que nos quede lisa y elástica (unos 10’-15’ a mano).
Pasado este tiempo le daremos forma de bola y la pasaremos a un bol limpio debidamente engrasado. La cubriremos con un plástico y un trapo y la dejaremos descansar en un lugar cálido resguardado de corrientes de aire hasta que doble su volumen (1-2h, dependiendo de la temperatura). En mi caso como ya era muy tarde y no quería acabar horneando de madrugada decidí que en lugar de dejarla reposar a temperatura ambiente prefería meterla en la nevera para así alargar el proceso hasta la mañana siguiente (es decir, hoy) a primera hora. Lo dejo a tu elección.
Una vez pasado este primer reposo cogeremos nuestra masa y la volcaremos, con la ayuda de una rasqueta, sobre nuestra superficie de trabajo, esta vez sí, ligeramente enharinada. Dividiremos nuestra masa en dos partes de igual tamaño. Engrasaremos dos moldes de pan de 500 gr (20-22 cm de longitud) y daremos forma a nuestros panes. Una vez los tengamos preparados los introduciremos en sendos moldes y volveremos a cubrirlos con un plástico y un trapo. Esta vez los dejaremos levar hasta que prácticamente doblen su volumen (1-2h, dependiendo de la temperatura).
Mientras esperando que suba nuestra masa iremos precalentando el horno a 250 °C.
Cuando ya estén listos los introduciremos en el horno y los dejaremos unos 25-30 minutos. Si tenéis molde con tapa genial, pero si no tenéis podéis cubrir los moldes en el horno con una bandeja de hornear por ejemplo; de esta manera no se llegará a formar una verdadera corteza.
Pasado este tiempo ya podéis sacarlos del horno y desmoldarlos. Ahora tan solo quedará esperar a que se enfríen del todo para poder dar el paso siguiente: preparar nuestro croque-monsieur! Por ahora aquí os dejo el resultado de este fantástico pain de mie (o de molde, para los amigos):




¿Ya está frío?
Antes de nada, encendemos, again, nuestro horno a 200°C. Lo siguiente será cortar un par de rebanadas. Colocamos una en el centro de un poco de papel de horno, sobre ella pondremos un par de lonchas de jamón dulce y sobre este una buena capa de bechamel. Por encima un poquito de queso rallado, normalmente gruyère, aunque en mi caso utilicé mozzarella, mucho más suave,  (esta primera capa de queso es opcional, pero muy recomendable) y sobre el queso pondremos la segunda rebanada de pan que coronaremos con un poco más de queso rallado. La presencia ya en este punto es fantástica…



Ahora tan solo nos queda meterlo durante unos 12 minutos al horno, hasta que el queso se haya fundido y esté doradito. Brillante!! Ahora sí, que sí, este es nuestro delicioso brunch dominical de hoy.



Et c’est tout! ¿Os animáis? Espero haberos tentado :-) !
Enviada a YeastSpotting

12 comentarios:

  1. ficou um pão lindo,essa sandes já se comia...
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sao!! La verdad es que volaron de la cocina :-) Es fácil y rápido de preparar... una gozada! Besos y feliz fin de semana!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ya verás qué fácil y rico sale! Ya me contarás... Bsts

      Eliminar
  3. Hola Gracias por visitarme,así he tenido la oportunidad de conocer tu blog que tiene unos panes muy interesantes,con tu permiso me llevo un rebanada de este pan tan tierno,nos vemos.....Besets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado, Mary!! Y bienvenida!! Bsts

      Eliminar
  4. Fantástica receta de pan de molde! Y menudo sándwich más rico que has preparado con él! Ñam!!!

    Me quedó por aquí, si de parece bien guapa :)

    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias, Cristina! Me alegro de que te guste :-)!! Es un desayuno ideal para un lazy Sunday... Bienvenida!! Bsts

    ResponderEliminar
  6. La teva germana deu estar encantada amb tu! Quin luxe de brunch.
    Moltíssimes gràcies per participar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. L'he de cuidar que només en tinc una :-p! Ptns

      Eliminar
  7. mare meva!!! aquest pa de motllo m'està cridant!!!! Una aportació boníssima. Moltíssimes gràcies per participar. Petonets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moltes gràcies, Judith! M'alegro de què t'agradi :-)!! Ptns

      Eliminar