domingo, 6 de enero de 2013

Y para acabar… Roscón de Reyes relleno de mazapán!

Ayer por la noche caí desplomada en la cama… más que dormirme creo que me morí, momentáneamente claro, porque por suerte esta mañana he vuelto a abrir el ojo J! Ha sido una semana intensa, de mucho trabajo y poco tiempo libre, así que ayer cogí a mi media naranja y le pedí un largo paseo por Barcelona para aprovechar el maravilloso solete que despuntaba ya de bien temprano. Tomamos un fantástico café en un rinconcito de la ciudad y luego nos acercamos al mercado de las Corts a por la fruta escarchada para el tradicional Roscón de Reyes que me tocaba preparar por la tarde, es lo que tiene esto de ser la cocinillas de la familia… que te “caen” todos los postres de todas las celebraciones habidas y por haber J!
Una vez bien definida mi “tarea” andarse con remilgos no tenía mucho sentido, más si tenemos en cuenta la ingente cantidad de polvorones, mantecados y demás dulces que se ha zampado mi familia estas Navidades, así que, ¿¿qué mejor para despedir las fiestas que un buen Roscón de Reyes… relleno de mazapán??  En casa siempre habíamos comprado los roscones hasta que el año pasado me iluminé y decidí probar suerte. La verdad es que quedó la mar de esponjoso y suave así que este año tenía claro que volvía a repetir receta. La única variación que he hecho con respecto a la receta original es que le he puesto la mitad de la levadura fresca que indicaba y he dejado la masa fermentando durante toda la noche bien tapadita en la despensa para que fuese subiendo muy poquito a poco, de manera que por la mañana tan solo queda decorarlo y meterlo en el horno… ummmmm, delicioso y realmente fácil! Aquí os dejo la receta:
Roscón de Reyes relleno de mazapán (para dos Roscones pequeños)



Ingredientes
Para la esponja:

90 gr harina de fuerza
60 gr agua
12 gr levadura fresca
Elaboración de la esponja:
Cogemos todos los ingredientes y los mezclamos. Amasamos un poco y hacemos una bola. La cubrimos con un plástico y un trapo y la dejamos hasta que haya doblado su volumen.
Para la masa:

230 gr harina de fuerza
30 gr mantequilla fría
60 gr azúcar
60 gr huevo
25 gr agua (yo le añadí un poco más ya que mi harina tenía bastante fuerza)
3 gr sal
Un chorrito de ron
Para el mazapán:
200 gr azúcar
200 gr almendra en polvo
1 clara de huevo
Para decorar:
Fruta escarchada
Azúcar perlado
Almendra fileteada o en trozos
Elaboración:
Mezclamos todos los ingredientes, excepto la mantequilla, y le añadimos la esponja que habremos cortado en trozos. Lo amasamos todo junto hasta que empiece a tomar forma. En este punto será el momento de añadir la mantequilla fría en dados. Al principio nuestra masa se tornará bastante pastosa por la mantequilla, pero en solo unos minutos de amasado, la mantequilla quedará integrada y nuestra masa se irá haciendo cada vez más elástica y fina. Cuando nuestra masa ya esté lista la taparemos con un plástico y un trapo y la reservaremos.
Es hora de preparar nuestro mazapán. Tan solo tendremos que mezclar en un bol el azúcar con la almendra en polvo y la clara de huevo. Cuando se nos haga una pasta homogénea (ni muy blanda ni demasiado dura) la dejaremos reposar un rato.
Ya podemos volver a coger nuestra masa para formar un Roscón grande, o, en mi caso, dos Roscones más pequeños. Para hacerlo tan solo tendremos que dividir la masa en dos. Taparemos una de las mitades para que no se nos seque y estiraremos la otra con nuestro rodillo intentando darle forma de rectángulo. Cuando ya esté finamente estirada cogeremos la mitad del mazapán y le daremos forma cilíndrica de la misma longitud que nuestra masa. Lo ponemos sobre la masa en un extremo, esconderemos dos figuritas, una haba y un rey, y lo empezaremos a enrollar. Cuando ya esté totalmente enrollada la dejaremos reposar unos minutos bien tapadita, el tiempo que tardemos en repetir la misma operación con la otra mitad de masa y de mazapán. Llegado este punto cogeremos la primera masa, la estiraremos un poco más y le daremos forma circular. Esconderemos una de las puntas dentro de la punta opuesta para que no se note en exceso la junta de nuestro Roscón. Repetimos la operación con la otra porción de masa.
Cuando los tenemos ya formados es el momento de pintar nuestros roscones con huevo batido y de cubrirlos con un plástico y un trapo para dejar reposar en un lugar fresquito de vuestra casa, en mi caso en la despensa, durante toda la noche. A la mañana siguiente lo primero será precalentar el horno a 180°C. Hecho esto, ya podréis ir a por vuestros roscones, los cuales habrán doblado su volumen y ya estarán listos para ser decorados. Tras darles una nueva capa de huevo batido los puedes decorar como más te guste. En casa les ponemos fruta escarchada, almendra y azúcar perlado.
Cuando el horno ya esté listo tan solo nos quedará hornear nuestros roscones durante unos 14 minutos con ventilador sin quitarles el ojo de encima, ya que se doran muy rápidamente. Si veis que toman demasiado color siempre podéis cubrirlos con un poco de papel de aluminio. Este es el resultado:




Et c’est tout! La verdad es que es una masa muy fácil de preparar y que da un resultado realmente rico. Hay mil variaciones de Roscón de Reyes y el más tradicional es el que también lleva un poco de agua de azahar…, pero en casa no acostumbro a usarlo. En cualquier caso, lo que no pueden faltar son las figuritas J. Y ya sabéis, al que le toque el Rey debe ser coronado y al que le toque la haba… pues se queda sin tener que pagar el Roscón! Es lo que tiene hacerlos caseros, que todo el mundo gana!
Enviada a YeastSpotting.

6 comentarios:

  1. Parabéns o seu bolo rei ficou lindo.
    bjs

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Sao! Qué rápido se han pasado las Navidades, verdad? Ahora ya toca pensar en la siguiente receta :-). Besos

    ResponderEliminar
  3. He estado días sin mirar ningún blog y ahora con tu receta y otra que acabo de ver, las dos de roscones, creo que las voy a hacer las dos aunque hayan pasado los Reyes, qué más da? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ha sido una invasión de roscones :-)... pero ya se han pasado las Navidades... qué rápido, verdad? Ya estoy pensando en las recetas de Carnaval! Bsts!

      Eliminar
  4. yo no soy mucho de mazapán, pero te aseguro que en este caso hacía una excepción muy muy muy gustosamente.

    beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos, Hilia, y muchas gracias por la visita! :-)

      Eliminar