domingo, 2 de diciembre de 2012

Mom’s Birthday: Hummingbird Cake


Hay días en los que tenemos que pisar el freno y descansar un poco si queremos estar en forma para el siguiente asalto y eso es lo que ha ocurrido este fin de semana. Después de días, semanas, corriendo desde la mañana a la noche y después de un viernes digno de ser olvidado, ayer, finalmente, me declaré en huelga J. Para ser del todo sincera… no suelo disfrutar de estos  frenazos, sino que normalmente suelo sentirme un poco culpable…, pero esta vez no he tenido tiempo para culpabilidades innecesarias e infructuosas, más que nada porque sin darme cuenta ya es domingo!
Y como os prometí la semana pasada hoy os quiero traer la receta del pastel que preparé para el cumpleaños de mi madre. Estaba buscando un pastel rico y con una presencia fantástica y cuando estás en esa tesitura tienes dos opciones: echar mano de todos los libros de pastelería americana que tengas por casa o directamente irte al blog de Bea (El rincón de Bea) y llevarte alguna fantástica receta que, sin duda, hará las delicias de toda la familia. ¿Os imagináis por cuál me decanté? Llevaba mucho tiempo deseando preparar este pastel, así que finalmente me animé y me puse manos a la obra. Para los que no lo conozcáis os diré que es fácil y rápido de preparar, pero al mismo tiempo también es una auténtica belleza, con lo que seguro que el cumpleañer@ estará encantad@ y los invitados ansiosos por probar un bocado!
Hummingbird Cake (receta de El rincón de Bea para un pastel de 18 cm de diámetro o para uno de unos 13 cm y algunas cupcakes!)
Ingredientes para el bizcocho
225 gr. harina de todo uso
1 cucharadita (tsp) canela
1/2 cucharadita (tsp) bicarbonato sódico
1/2 cucharadita (tsp) sal
50 gr. nueces muy picadas
50 gr. coco rallado
100 gr. azúcar blanquilla
100 gr. azúcar moreno
1 huevo XL más 1 yema
155 gr. piña al natural de lata escurrida
3 plátanos hechos puré (aprox. 215 gr.)
125 gr. aceite oliva virgen
1 cucharadita (tsp) extracto de vainilla

Ingredientes para el cream cheese frosting (para un pastel de 13 cm de diámetro y algunas cupcakes)
92,6 gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente
200 gr queso en crema (tipo Philadelphia)
370 gr azúcar glass
¾ cucharadita (tsp) extracto de vainilla
Colorante blanco Wilton (opcional)

Elaboración:
Volvemos a estar frente a una receta muy rápida de preparar con lo que, antes de nada, ya puedes ir precalentando el horno a 175°C.
Una vez tengamos todos nuestros ingredientes preparados lo primero que haremos es triturar la piña que ya tendremos escurrida. Reservamos. Por otro lado, pelamos los plátanos y los hacemos puré. Reservamos.
Cogemos tres moldes, en mi caso, de 13 cm y los engrasamos después de colocar papel de hornear en la base. Los dejamos preparados para cuando nuestra masa esté lista.
Pasamos la harina, la canela, el bicarbonato, la sal, las nueces y el coco por un tamizador. Volcamos también en la mezcla lo que nos haya quedado en el tamiz. En otro bol batimos bien el huevo con el azúcar (blanquilla y moreno), aproximadamente durante 1-2 minutos. Una vez el azúcar ya esté disuelto será el momento de añadir el aceite, el extracto de vainilla, la piña triturada y el puré del plátano. Lo mezclamos todo bien hasta que nos quede una mezcla uniforme.
Ya podemos añadir la mezcla de ingredientes secos en dos tandas. Mezclar tan solo hasta que se hayan integrado los ingredientes. Repartimos nuestra masa uniformemente entre los tres moldes. Si utilizáis el mismo molde que yo os sobrará masa suficiente como para hacer unas 6-8 cupcakes (que os quedarán estupendas para el desayuno J), si por el contrario utilizáis un molde de unos 18 cm de diámetro os dará la cantidad perfecta. Hornearemos nuestras bases durante unos 35 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este os salga limpio. Si veis que cogen demasiado color siempre podéis cubrirlas con un poco de papel de aluminio los últimos minutos. Al mismo tiempo que horneáis las bases podéis meter las cupcakes y así matáis dos pájaros de un tiro. Tardaran un poquito menos en estar listas, así que no les quitéis un ojo de encima para evitar sustos J!
Una vez nuestras bases ya estén listas podemos retirarlas del horno y dejarlas enfriar sobre una rejilla durante unos 10 minutos antes de desmoldarlas. Cuando ya las hayamos desmoldado tan solo faltará darles la vuelta y dejarlas enfriar totalmente antes de envolverlas en papel film y de guardarlas en la nevera hasta el día siguiente.
Ya tenemos nuestro bizcocho preparado así que ahora solo nos queda preparar algún frosting impresionante para cubrirlo. Y ¿cuál mejor que el cream cheese frosting, también de Bea?
Para hacer el frosting batimos en un bol la mantequilla con el azúcar durante unos 3-4 minutos. Añadimos el queso crema a temperatura ambiente hasta que esté incorporado. Por último mezclaremos el extracto de vainilla y el colorante blanco para que nos quede un color blanco intenso. ¡Y ahora a esperar! Después de un par de horas como mínimo reposando en la nevera nuestro frosting ya estará listo para decorar nuestro layer cake.
Ya solo nos queda el montaje de nuestro Hummingbird Cake. Cogemos una de las bases y le ponemos encima una generosa cantidad del frosting (unos 125-140 gr aproximadamente). Si no queréis dedicaros a pesar la cantidad de frosting es tan fácil como coger una taza pequeña y utilizarla como medida. Repartimos el frosting y le ponemos encima la segunda base. Repetimos la misma operación y tras volver a repartir uniformemente el frosting le colocaremos encima la tercera base. Limpiamos las migas que hayan podido quedar en las paredes de nuestro bizcocho y le damos una primera capa fina de frosting a todo nuestro pastel. Tras esta primera capa lo dejaremos reposar durante unos 30 minutos como mínimo en la nevera. Pasado ese tiempo volvemos a darle una capa, esta vez ya más gruesa, de frosting. Y para acabar tan solo tendréis que darle vuestro toque personal. En mi caso lo acabé de decorar con unas grosellas para darle un contraste de color, pero también os quedará estupendo con unas pocas nueces o incluso con unas pepitas de chocolate. ¡A vuestra elección! Aquí os dejo el resultado:




Et c’est tout! ¿Os animáis? Si os gustan los bizcochos esponjosos, suaves y frescos este es, sin duda, un pastel que no os defraudará J!

6 comentarios:

  1. Lindo bolo e com um interior irresistivel,gostei muito.
    bom domingo
    bjs

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Sao! Está realmente rico :-)! Feliz domingo, besos.

    ResponderEliminar
  3. me encanta, te ha quedado precioso, y el corte es superapetitoso!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Antonia! A nosotros nos encantó! Besos

    ResponderEliminar
  5. Quin pastís més meravellós!!

    Tens un premi al meu bloc! Passa a recollir-lo!

    http://carmetarusquilleta.blogspot.com.es/2012/12/un-premi-per-al-blog.html

    Petonets!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhhh!! Moltes gràcies Carmeta! Ara m'hi passo! Ptns

      Eliminar