sábado, 15 de septiembre de 2012

Pajareando… y Pane al Cioccolato italiano!

Me encanta sentarme delante del teclado y haceros partícipes de nuestras escapadas de fin de semana o de nuestras rutas por la montaña, pero esta semana no va a poder ser… porque nos hemos quedado encerrados en casa, sí, sí como lo oís!
La semana que viene mi media naranja tiene un examen, así que muchos planes no podíamos hacer. Si a eso le sumamos que mi tensión arterial está más que por los suelos… pues da un resultado más bien poco esperanzador en cuanto a fin de semana histórico se refiere. Pero la verdad es que me ha encantado poder quedarme en casa con mis gatas y mi alma gemela J. Además, mi sister se ha venido a comer con nosotros así que ha sido ¡perfecto!
Y para seguir viendo el lado bueno de las cosas… al quedarme en casa me ha dado tiempo de participar en “la Recepta del 15 de este mes, del blog Els Fogons de la Bordeta. Me imagino que todos sabéis de qué estoy hablando, pero para los que no, os cuento. Se trata de una convocatoria mensual de recetas. Cada mes nos proponen un ingrediente y, a partir de este, es cuestión de animarse a preparar algo. Llevaba siglos queriendo participar, pero por un motivo u otro nunca conseguía llegar a tiempo… pero esta vez sí, lo he logrado!! El ingrediente de este mes era el chocolate, así que solo he tenido que añadirle mi pasión por el pan y… aquí os dejo mi contribución: Pane al Cioccolato!! Se trata de un pan dulce italiano que suele servirse con un poco de queso mascarpone como postre o sencillamente como snack. Parece mentira que pueda llegar a ser tan esponjoso como es! Sin lugar a dudas os recomiendo que lo probéis, pero eso sí, la masa cuesta un poco de dominar J, aunque con algo de paciencia y el amasado francés como compañero seguro que os sale requetebién! Aquí os dejo la receta:


Pane al Cioccolato (receta del libro Baking de Martha Day) (para un loaf)
400 gr de harina panificable (en mi caso de media fuerza)
25 gr de chocolate en polvo
½ cucharadita de café (tsp) sal
25 gr de azúcar
15 gr de levadura fresca
250 gr de agua a temperatura ambiente
25 gr de mantequilla sin sal en pomada
75 gr de chocolate picado en trozos
Mantequilla sin sal deshecha para pintar nuestro pan
Elaboración
Es un pan que normalmente se hace en un molde redondo alto. Para esta cantidad de masa utiliza un molde de 15 cm. Si, como yo, no tienes ese tipo de molde, siempre puedes hornearlo en un molde rectangular o directamente sin molde dándole forma redonda a la masa. En cualquier caso, sea el molde que sea, ves untándolo con un poco de aceite y déjatelo ya preparado.
En un bol grande tamiza la harina, el chocolate en polvo y la sal. Mezcla y añade el azúcar. Por otro lado, ya puedes deshacer la levadura en un poco de agua. Una vez deshecha puedes añadirla a la mezcla de la harina y, poco a poco, seguir añadiendo el resto del agua.
Una vez integrada el agua es hora de añadir la mantequilla, tras lo cual ya solo nos quedará amasar nuestra masa hasta que sea elástica y suave. Aviso a navegantes… al principio resulta  muy pegajosa, pero con paciencia y nuestro queridísimo amasado francés conseguiremos tener una masa impresionantemente fina (promised!).
Cuando ya esté a punto es hora de pasarla a un bol, previamente untado con un poco de aceite, y de dejarla reposar durante aproximadamente una hora, o hasta que doble su volumen, bien tapada con un plástico y un trapito encima.
Pasado ese tiempo la volcaremos sobre nuestra superficie de trabajo ligeramente enharinado. Tras desgasificarla la aplanaremos un poco y pondremos encima el chocolate picado. Volveremos a amasar ligeramente para que se integre un poco el chocolate. Una vez ya estemos en este punto la dejaremos descansar tapada durante tan solo 5 minutos más. Pasado este brevísimo descanso ya le podemos dar la forma deseada. Si vuestro molde es redondo tan solo tendréis que darle forma de bola, si por el contrario, utilizáis un molde rectangular tendréis que aplanar un poco la masa y darle una forma rectangular. Hecho esto, será cuestión de enrollar la masa para darle forma de cilindro (de la misma longitud que nuestro molde). Una vez tenga la forma deseada pasamos nuestra masa al molde y la volvemos a dejar reposar tapada con un plástico y un trapo durante aproximadamente otros 45 minutos, o hasta que doble su volumen. Sube mucho, así que hay que estar atentos… En mi caso, como hoy ha hecho un calor tremendo me ha subido más de la cuenta…
Es momento ya de precalentar nuestro horno a 220°C.
Pasado este último levado ya podemos introducir nuestra masa en el horno y hornearla durante 10 minutos. Pasados estos primeros minutos bajaremos la temperatura a 190°C y seguiremos horneando unos 25-30 minutos más. En este proceso os dejará un olor impresionante en vuestra cocina… y en todo el piso J!
Cuando ya esté listo y lo saquéis del horno será el momento de desmoldarlo y pintarlo con un poco de mantequilla por encima.
¡Ya solo nos quedará dejarlo enfriar encima de una rejilla para poder hincarle el diente!
 Os quedará un pan con un aroma a chocolate impresionante y con una miga extremadamente tierna y suave. ¡Una auténtica tentación para cualquiera! Aquí os dejo el resultado:


Et c’est tout! Un pan más para alegrarnos los desayunos o las meriendas. ¿Os animáis?



Enviada a Yeastspotting

6 comentarios:

  1. TAMBÉM JÁ FIZ UM PÃO COM CHOCOLATE SÓ QUE LEVAVA PICANTE E DEVO DIZER QUE ADOREI.
    ESTE FICOU LINDO, O INTERIOR ESTA UMA DELICIA.
    BOM FIM DE SEMANA
    BJS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste! Es extremadamente suave y esponjoso, una auténtica delicia! Buen fin de semana!! :-)

      Eliminar
  2. Como me alegro que te hayas animado a participar... ¡nos habríamos perdido este super pan! Tiene pinta de estar de lujo!
    Muchas gracias por participar!
    Besos
    Sandra

    ResponderEliminar
  3. :-) Muchas gracias!! La verdad es que está la mar de rico. Besos!

    ResponderEliminar