domingo, 15 de julio de 2012

Panecillos de pan blanco con poolish de yogur

Lo reconozco, hoy hemos hecho campana y no hemos salido a caminar, pero tengo una (relativamente) buena excusa... Estoy haciendo acopio de provisiones para las que se avecinan... porque sí, se acercan, se acercan, se acercan... las vacaciones!

¡Por fin! Desde el pasado mes de octubre podríamos decir que he tenido unos meses… intensos y la verdad es que este año sí me apetece olvidarme del ordenador, de los libros… y de la blacky! Este año definitivamente se queda en casa durante mis días de desconexión. Además realmente esta vez no tengo que preocuparme más que por estar bien y disfrutar del paisaje y de la compañía de mi media naranja, porque hasta he encontrado a una magnífica canguro que se instalará en mi casa para cuidarme a las gatas los días que estemos perdidos por el monte J (por cierto, desde aquí: gracias, gracias, gracias!!) Ah, porque no os lo había dicho nunca, pero tenemos la suerte de vivir con dos gatas preciosas y tremendas (más o menos en la misma proporción) que hacen que nuestros días sean mucho más entrañables y divertidos.
Pero bueno, volviendo a mis soñadas vacaciones… prometo traer alguna foto para dejar constancia de por donde pasemos (aunque luego van pasando los días y mis buenas intenciones se quedan en eso, intenciones, ya que cuando paro a descansar, en lugar de ponerme a mirar a través de la cámara, prefiero perderme en mis ensoñaciones mirando al horizonte... y aprovechar para intentar recobrar el aliento J... En cualquier caso, ya os contaré qué tal nos va!
Todo esto para decir que andaré un poco desaparecida durante unos días, pero antes de eso quería traer otra receta de pan. Se trata de una receta del archiconocido libro de Xavier Barriga “Pan”. Son unos panecillos extremadamente fáciles de preparar. Ahora sí, que sí, que no tendréis excusa para no lanzaros a probar esta receta.





Ingredientes para el poolish de yogur:

100 gr de harina de fuerza
100 gr de yogur natural
5 gr de levadura
70 gr de agua

Ingredientes masa (para unos 30 panecillos de 30 gr):

500 gr de harina panificable
10 gr de sal
225 gr de agua
5 gr de levadura fresca
200 gr de poolish de yogur

Elaboración:

Antes de nada toca preparar el poolish de yogur. Es tan sencillo como mezclar el agua y la levadura hasta que esta esté bien disuelta. Añadir el yogur y mezclamos bien. Por último añadiremos la harina y removeremos hasta que no quede ni un grumo. Ahora es momento de dejar reposar la mezcla unas 3 horas tapada a temperatura ambiente. La otra opción es dejarla toda la noche en la nevera para que tenga una fermentación más lenta.

Una vez tengamos el poolish listo (sea cual sea nuestra elección en cuanto a tiempo de fermentación) será el momento de mezclar la harina, la sal, el agua y el poolish (si lo hemos dejado en la nevera toda la noche no hace falta que lo atemperemos, sino que podemos añadirlo directamente a la mezcla). Por último añadiremos a la masa la levadura. Amasa bien y cuando la masa ya esté lista déjala reposar 15 minutos tapada para que no se seque.

Pasados esos 15 minutos ya podemos dividirla. En la receta original nos indica que podemos hacer porciones de masa de unos 30 gr. La verdad es que yo aprovecho para hacer unos panecillos más grandes (de unos 50-60 gr) de manera que sean de la medida perfecta para el desayuno, pero eso ya va a cuestión de gustos. En cualquier caso, una vez tengamos las porciones les daremos forma de bola, bien redonditas y lisas, y las dejaremos fermentar hasta que doblen su volumen, aproximadamente unos 90 minutos, tapadas con un trapo.

Se acerca ya el momento de hornear así que ya podemos ir precalentando el horno a 250 C.

Cuando ya tengamos nuestros panecillos listos y el horno caliente ya podemos pasarlos a la bandeja del horno. Justo antes de hornearlos les haremos un corte con las tijeras ligeramente inclinadas. Después de eso ya solo nos queda mojarlos con un vaporizador de agua y meterlos rápidamente en el horno. De este modo quedarán blanditos por fuera.

Se cuecen muy rápido, tan solo necesitarán unos 12-15 minutos (con vapor). Quedan de un color doratido estupendo. Este es el resultado:






Et c'est tout! Os animáis a probarlos?





Enviada a YeastSpotting

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada